Saltar al contenido principal
canalsolidario.org | hacesfalta.org | solucionesong.org | voluntariadocorporativo.org | Microdonaciones

Niños indígenas, entre los más pobres y olvidados del mundo

Por: Redacció el 25/02/04 15:06
Tiempo estimado de lectura : 3 minutos
  •  

Unicef presenta el informe “Asegurar los derechos de los niños indígenas”, con el objetivo de dar un primer paso para incluirlos y hacerlos visibles en el panorama internacional.

Compárte en las redes sociales

Niños indígenas, entre los más pobres y olvidados del mundo

Niños del grupo indígena Ashaninka / (c) UNICEF

“Es verdad lo que dice el informe, los indígenas somos los más marginados; muchos ni siquiera saben que tiene derechos”, asegura Silvia Eugenia Vargas, una joven quechua que vive en el antiplano del Departamento de Potosí, en Bolivia, y que está en Madrid como representante de los niños indígenas latinoamericanos para la presentación del informe “Asegurar los derechos de los niños indígenas”, realizado por el Centro de Investigaciones Inocente en Florencia para UNICEF.

Junto a Silvia, vestida con sus trajes tradicionales, estaba Ciro Gonzáles, un guaraní de 16 años que también forma parte de la Alianza Boliviana por la Niñez. González hizo hincapié en las pocas posibilidades que tienen los niños indígenas de ejercer su derecho a la participación y en la necesidad de solucionar los problemas urgentes de sus comunidades.

Como estos dos niños, en el mundo hay alrededor de 300 millones de indígenas que proceden de alrededor de 70 países, según cifras de UNICEF; sin embargo, hay muy poca información estadística sobre la situación en la que viven, en parte porque muchos no están inscritos en ningún tipo de registro y porque el ser indígena pasa primero por un proceso necesario de autoreconocimiento.

Pero más allá de la falta de cifras, de lo que sí hay certeza es de que la población indígena es el sector mas pobre entre los pobres y sufre las consecuencias del olvido de los Gobiernos. Por ello, sus niños están más expuestos al trabajo infantil, la deserción escolar y la utilización de éstos por parte de grupos armados. Por estas razones, el informe es un primer paso para dar visibilidad e incluir en el panorama mundial a los niños indígenas y, a la vez, constituye un reto para dar solución a sus carencias.

En la presentación del informe en Madrid, Carol Bellamy, Directora Ejecutiva de UNICEF, puso el énfasis en la “desventaja desproporcional” que sufren las comunidades como consecuencia de la discriminación y el racismo. Para Bellamy, es urgente realizar tareas básicas, pero esenciales, como registrar todos los niños y proporcionarles educación, de forma que sean menos vulnerables a la prostitución infantil, el abuso sexual o el maltrato.

Esta exclusión histórica en la que se ha enmarcado la vida de las comunidades indígenas los ha llevado a tener altas tasas de mortalidad infantil, bajo porcentaje de escolarización y un alto riesgo de abandono de los estudios. A ello se añade la falta de identidad jurídica de los niños que no se inscriben en los registros oficiales, la poca atención sanitaria. Son la comunidad más vulnerable a desplazamientos forzosos y a ser manipulada por actores armados cuando se encuentran en territorios de conflictos bélicos.

Un futuro posible

Del estudio se desprende una conclusión esencial: mejorar las condiciones de vida de los niños indígenas es asegurar la supervivencia de las comunidades indígenas del planeta y, por tanto, de la historia y diversidad de la que son portadoras. Para poder garantizarle los derechos a los niños indígenas, el informe identifica cuatro áreas claves en las que deben trabajar los Gobiernos, con la participación activa de las mismas comunidades, y que se resumen en: proporcionar el más alto nivel posible de salud y nutrición, asegurarles educación de calidad, establecer mecanismos de protección para los niños y fomentar la participación de los niños en la toma de decisiones colectivas.

En el informe se describen proyectos que ya se han llevado a cabo en poblaciones indígenas con gran éxito y sin necesidad de invertir grandes cantidades de recursos, como el caso de las escuelas nómadas en Siberia que logran llevarle educación a los niños del pueblo Nenet sin tener que cambiar su estilo tradicional de vida. O el proyecto de Educación Bilingüe Intercultural que el Gobierno de Bolivia desarrolla en 114 escuelas en las que se dictan clase en Guaraní, Quechua y Aymara.

“Hay soluciones, las hemos visto, lo que falta es la voluntad política de implantarlas” afirma José Juan Ortiz, Director de Unicef para América Latina y el Caribe, y agrega que se ha demostrado que el trabajo en equipo con las comunidades, aprovechando sus costumbres y sus formas de vida, permite logros importantes, y que un primer paso ya se ha dado porque el asunto indígena es ahora parte de las agendas políticas de los gobierno.

Más información

UNICEF

Canal Solidario 2004

Compárte en las redes sociales

Encuentra el artículo que buscas

Por ejemplo: ideas solidarias, subvenciones ONG, voluntariado en Haití.

0 comentarios

Ya no se admiten comentarios. Pero no te quedes con las ganas! Da tu opinión en noticias más recientes!

Canalsolidario.org :: Tú cuentas para cambiar el mundo. Un proyecto de Fundación Hazloposible