Saltar al contenido principal
canalsolidario.org | hacesfalta.org | solucionesong.org | voluntariadocorporativo.org | Microdonaciones

Reflexiones sobre la película "Katmandú: un espejo en el cielo" de Icíar Bollaín

Por: Laura Sancho Torné / Canalsolidario.org el 06/02/12 16:39
Tiempo estimado de lectura : 4 minutos
  •  

Ayer vimos en el cine “Katmandú: un espejo en el cielo”, la última película de Icíar Bollaín, inspirada en el libro “Una maestra en Katmandú” de Vicki Subirana. Si te interesa la cooperación internacional al desarrollo… compartimos algunas reflexiones para que tú también te animes a opinar.

Compárte en las redes sociales

Reflexiones sobre la película "Katmandú: un espejo en el cielo" de Icíar Bollaín

La imagen es de lamunix en Flickr

Oportunidades de voluntariado

Si tienes formación específica en cooperación internacional al desarrollo, encuentra en Hacesfalta.org oportunidades de trabajo y de voluntariado.

“Katmandú: un espejo en el cielo” narra la historia de una maestra catalana que en los años noventa decide trasladarse a Nepal para trabajar como voluntaria en una escuela. Allí descubre una sociedad dividida en castas y profundamente desigualitaria que también tiene su reflejo en el sistema educativo, de pago y donde se excluye a las capas más bajas.

Es precisamente en Sinamangal, el barrio más pobre de Katmandú, donde Laia decide crear su propia escuela, con el apoyo de la maestra indígena Sharmila, y de su marido de conveniencia, del que acaba enamorándose. En este contexto, comienza a aplicar su proyecto de pedagogía transformadora.

De este modo, Laia decide invertir sus ahorros para financiar la escuela y en un determinado momento, vuelve a Cataluña para recaudar fondos, entre ellos de la Administración pública. Y… no te queremos explicar más porque queremos que la veas con tus ojos. :)

En la Butaca.net nos explican como con “una sencillez y sensibilidad en absoluto abusiva, esta fábula explica el encuentro con nosotros mismos a través de la ayuda al resto en la intrincada sociedad nepalí”.

La película está inspirada en el libro “Una maestra en Katmandú” de Vicki Subirana, fundadora de la Fundación Eduqual (en sus inicios se llamaba Amigos de Vicki Sherpa). Y es que a partir de su experiencia y el esfuerzo para sacar adelante un proyecto educativo en Nepal, Victoria Subirana creó la organización (en 1990) y siguió con la realización de diferentes proyectos basados en la pedagogía como herramienta transformadora. Para la ONG, la “educación de calidad es el motor que promueve cambios positivos en las vidas de los marginados”.

Hay algunos aspectos que nos han hecho reflexionar sobre la película y, respetando las buenas intenciones de su directora y entendiendo que también tiene una parte de ficción, queremos compartir algunas observaciones con la comunidad de usuarios y usuarias de Canalsolidario.org con el fin de estimular el debate:

>> Nos pareció captar la idea de que, pese a las dificultades, una persona con capacidad y con ganas de transformar el mundo puede poner en marcha una ONGD y un proyecto ambicioso, cuando en realidad, una fundación u ONG necesita una base social que la sustente y le dé sentido, y también una misión y unos objetivos muy claros.

>> Podemos observar el diálogo Norte-Sur a través de la relación entre los personajes principales y también en la lucha de Laia por aceptar un entorno cultural opuesto al suyo. Una referencia a que, muchas veces, las soluciones propuestas desde Occidente no son las más adecuadas para los lugares y comunidades que intentamos “ayudar”. Ahora bien, se echa de menos un papel más activo de la comunidad con la que trabaja la joven maestra.

>> Da la sensación de que es relativamente sencillo conseguir dinero de la Administración Pública y poner en marcha un proyecto de estas características. En cambio, para trabajar en cooperación internacional y desarrollar proyectos sobre el terreno es necesario todo un trabajo de planificación, formulación y seguimiento de proyectos (es decir, burocracia institucional) que en la película no queda reflejado.

>> La ONG se asocia a la figura de una sola persona, a la de la protagonista y educadora española. Este modelo de entidad personalista está ya superado en la actualidad, podríamos decir que es el propio de los inicios de la cooperación internacional: basado en el descubrimiento de una dura realidad a través de un viaje o voluntariado internacional y en la posterior creación de una proyecto y/o entidad.

>> Se relaciona la cooperación internacional al desarrollo con un viaje personal e interior hacia de aceptación, con tormentos, historias personales y sentimentalismo incluidos (a través de la relación entre la protagonista y la comunidad nepalí o de los flash backs recurrentes y forzados sobre su pasado). Está presente esa vieja idea de “ayudar a los demás mientras nos encontramos a nosotros mismos”. Hoy en día la cooperación internacional es otra cosa, es una profesión muy tecnificada. Precisamente, hace una semana publicamos la noticia Quiero ser cooperante: ¿Por dónde empiezo?, donde intentábamos resolver dudas, disipar falsas expectativas, y allanar el camino de futuros y futuras cooperantes.

>> Sin dejar de lado el trabajo sobre el terreno, consideramos que la cooperación internacional al desarrollo que se hace en el Estado español necesita y reclama una sociedad civil organizada en nuestro país que, bajo el paraguas de las ONG y fundaciones, ejerza presión y busque alternativas frente a las injusticias que afectan a los pueblos y las sociedades discriminados y desfavorecidos del planeta.

>> Destacamos también que la Federación Catalana de ONG para el Desarrollo, en su código ético, (en catalán) explica que “el trabajo de las ONGD no debería ser ni mera acción social organizada (campaña) ni una simple actividad espontánea.”

Nuestra intención con este artículo es generar debate y reflexión para construir colectivamente una imagen lo más fidedigna posible sobre la cooperación internacional al desarrollo en el Estado español. Por tanto, si te interesa el sector de la cooperación internacional, te pedimos que enriquezcas esta propuesta de debate con tus opiniones y observaciones. ¿Nos ayudas?

Compárte en las redes sociales

¿Y qué puedo hacer yo?

¿Trabajas o has trabajado como cooperante? ¿Has visto la película y te gustaría compartir tu opinión con nosotros? Anímate, puedes dejar comentarios en esta noticia o escribir la tuya!

Si quieres saber más: échale un vistazo al código ético y de conducta de la Coordinadora Española de ONG de Desarrollo y la FCONGD.

Quizás te interesa: El Gobierno español aprueba el Estatuto del Cooperante y Viajar al Sur en clave de solidaridad.

Encuentra más noticias en Canalsolidario.org sobre cooperación internacional y ONG. Lee, lee … y pasa a la acción.

Encuentra el artículo que buscas

Por ejemplo: ideas solidarias, subvenciones ONG, voluntariado en Haití.

4 comentarios

Por: ELALE el 07/02/12 11:41

hola buenos dias¡
no vi todavia la pelicula pero solo viendo el trailer se me salto alguna lagrimita…
vereis yo estuve en nepal el año pasado como voluntario EVS cuidando niños en un orfanato. El balance de toda la experiencia es super positivo para mi puesto ke disfrute de todo hasta el ultimo momento, aunke fueron pasando muchas cosas ke me hicieron reaccionar y digamos denunciar la accion de ciertas ONGs con las ke kolabore alli, entre maltratos fisicos y psicologicos a los niños, mala alimentacion, carencia de necesidades basicas y muchas otras cosas mas…tuve ke tomar la decision de terminar con mi voluntariado para desencadenar una serie de preguntas, e intentar mejorar asi la vida de los niños ke durante 4 meses me toco cuidar…no kiero profundizar de momento pero les dejo aki un link ke lleva a mi blog, donde se cuenta todo lo bueno y lo malo de mi experiencia…espero ke les guste y ke alguien pueda decirme ke mas puedo hacer yo para mejorar y velar por la seguridad de 16 niños huerfanos nepalies a los ke kiero con locura…
www.alexdelafuen.blogspot.com

Por: Socrates el 07/02/12 11:02

Estoy de acuerdo en que es una demostración más del desconocimiento de nuestra sociedad sobre la cooperación y la calidad y efectividad de la misma. Si embargo, rompo una lanza a favor de I. Bollaín. Las películas están hechas para entretener y/o hacer pensar, esta desde luego lo consigue. ¿Habrá que ceder pureza del mesaje a cambio de sembrar algo?

Por: Laura Sancho Torné / Canalsolidario.org el 07/02/12 10:44

Hola Tamara,

Tienes toda la razón, creo que es básico y esencial que se pueda facilitar un proceso en que la gente local se empodere para poder construir su futuro, a su manera, y esto se deja ver al final de la peli… No lo explicamos en la noti porque no queríamos desvelar el final, jeje. Muchas gracias por tu aportación compañera. ¡¡Saludos!!

Por: Tamara_sept el 07/02/12 10:08

Hola a todas y a todos,

El pasado domingo fui a ver la película y he de decir que salí totalmente muda, me había emocionado y gustado tanto que no tenía palabras para expresarlo.
Es cierto lo que comentáis que no aparece toda la burocracia que hay detrás de la creación de una ONG o detrás de la Cooperación Internacional para el Desarrollo, o lo comentan muy por encima. Quizás por el predominio de la idea romántica de ir a otro país a ayudar a otros y de que si se hace de corazón todo es posible. Creo que quizás esto haga que se forme una idea errónea de la Cooperación, pero es la imagen que hay actualmente.
También estoy de acuerdo en la labor más bien asistencialista, esto demuestra una vez más que no basta sólo con las buenas intenciones, sino que es necesaria una formación y cualificación para poder desarrollar este trabajo. Sin embargo, creo que la labor de Laia no es del todo asistencialista, porque al estar formando a niños y niñas en la escuela, ya hay algunos/as que quieren continuar con ese proyecto, como es el caso de Kushila. De esta manera ahí ya está consiguiendo que por lo menos haya algunos/as niños y niñas que se dediquen a otra cosa que no sea cargar arena.

Tamara

Ya no se admiten comentarios. Pero no te quedes con las ganas! Da tu opinión en noticias más recientes!

Canalsolidario.org :: Tú cuentas para cambiar el mundo. Un proyecto de Fundación Hazloposible