Saltar al contenido principal
canalsolidario.org | hacesfalta.org | solucionesong.org | voluntariadocorporativo.org | Microdonaciones

Sinamune, el arte de interpretar Mozart y superar las discapacidades

Por: Redacció el 12/11/04 16:54
Tiempo estimado de lectura : 2 minutos
  •  

Empezó como un proyecto experimental para ofrecer terapia musical a jóvenes ecuatorianos con discapacidad y se ha convertido en una alternativa de futuro. La orquesta Sinamune ha visitado estos días el Estado español.

Compárte en las redes sociales

Sinamune, el arte de interpretar Mozart y superar las discapacidades

Edgar Palacios con los jóvenes de Sinamune / www.federacioapps.com

Sentadas en sus butacas, las más de 300 personas que llenan la sala del Conservatorio municipal de Música de Barcelona tararean, aplauden y bailan la cumbia ‘A mi lindo Ecuador’. Cuando Damaris acaba la tradicional ‘Vasija de barro’, el público vitorea y lanza ‘bravos’ a la orquesta y a su joven cantante. Y así una canción tras otra durante poco más de una hora.

La particularidad de este concierto es que los 39 músicos son niños y jóvenes con algún tipo de discapacidad física o psíquica. Damaris es invidente, como Caty, su compañera de orquesta, que deja al público con la boca abierta con su interpretación a piano de Mozart, a pesar de su parálisis en su brazo y su pierna izquierdas.

La persona que, batuta en mano, dirige esta orquesta es el músico Edgar Palacios, que hace doce años decidió poner en marcha un proyecto para que, a través de la música, los niños y jóvenes ecuatorianos con discapacidad pudieran mejorar su desarrollo psicomotriz. Uno de los casos más significativos es precisamente el de Caty, que a través de la música y de varias horas diarias de ensayo ha conseguido que, a pesar de la parálisis, sus dedos sean más ágiles y capaces de interpretar a Mozart.

“Empezamos con el manejo de los dos y los tres tiempos, con melodías elementales, hasta formar todo un repertorio de música ecuatoriana y latinoamericana”, comenta Palacios, que explica que la mayor parte de los jóvenes tienen ceguera, sordera, parálisis cerebral no profunda o síndrome de Down y que cada uno de ellos toca el instrumento que mejor se le adapta.

En la actualidad, la Fundación Edgar Palacios cuenta con dos centros en Ecuador, en las ciudades de Quito y Loja, que imparten estudios musicales y talleres de danza a más de 170 alumnos con discapacidad. Gracias a estos conocimientos, los chicos y chicas desarrollan habilidades y muchos, además, tienen la oportunidad de convertirse en músicos profesionales.

El próximo mes de enero, de hecho, 14 jóvenes de la orquesta empezarán en la universidad sus estudios de música y algunos tendrán los conocimientos necesarios para convertirse en profesores de esta materia, ya que la propia Fundación Edgar Palacios tiene un centro de formación para los alumnos que se quieren dedicar a la docencia musical.

Para llevar a cabo todo el proyecto, la Fundación cuenta con una ayuda del Gobierno ecuatoriano, que cubre una cuarta parte del presupuesto. El resto, sin embargo, lo debe buscar la propia organización; de ahí su visita por varias ciudades españolas, con el respaldo de la ONG Save the Children.


La idea, explica Edgar Palacios, es sensibilizar a la población de la situación de estos jóvenes, demostrar que tienen multitud de capacidades y “animar a ayuntamientos y entidades a apoyar el proyecto a través de becas para los alumnos, porque el 90% de ellos proceden de familias con escasos recursos”.

Más información:
Save the Children

Canal Solidario OneWorld 2004

Compárte en las redes sociales

Encuentra el artículo que buscas

Por ejemplo: ideas solidarias, subvenciones ONG, voluntariado en Haití.

0 comentarios

Ya no se admiten comentarios. Pero no te quedes con las ganas! Da tu opinión en noticias más recientes!

Canalsolidario.org :: Tú cuentas para cambiar el mundo. Un proyecto de Fundación Hazloposible